viernes, 2 de julio de 2010

Creciendo

Bajo este sugerente epígrafe, el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, inauguró ayer día 1 de Julio una exposición muy especial. Modesta en su concepción y montaje pero con el atractivo que supone desvelar al público esta serie de de nuevos y preciosos materiales.

  La muestra se articula en varios apartados que tratan de introducir al espectador en el callado y lento proceso que supone la creación de los fondos museísticos. Las distintas y posibles fórmulas por las que un conjunto de materiales ingresa y engrosa estos fondos: donación, adquisición, depósito temporal o como resultado de excavaciones arqueológicas.

 A partir de esta premisa, comienza la labor de registro, inventariado y catalogación de los materiales, que permitirá posteriores investigaciones. La conservación es otra de las más importantes funciones de cualquier centro museístico. Todo este proceso que finalmene ayudan a la difusión de nuestro patrimonio.

  Me parece una excelente propuesta a tener en cuenta para los meses de Julio y Agosto.


  CRECIENDO

Comisarios:

Rafael Sabio González
José Luis de la Barrera Antón
Bota de estatua colosal.

Ollita pintada s. IX y plato vidriado, siglos. X-XI.

Placas de época visigoda.

Fragmento de mosaico de asunto nilótico.

Cimacio decorado con hipocampos.

Busto masculino.

Jarritas de cerámica de época muy tardía.

Vista general de la exposición.

Sofito con decoración de roleos vegetales.

Bronces de Torre Águila (Barbaño, Badajoz).

Cerámicas y vidrios de la colección Quirós.

Fíbula aquiliforme. Torré Águila (Barbaño, Badajoz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario